Follow me

Consecuencias
septiembre 11, 2019|Series

Consecuencias

Consecuencias

Estás a punto de leer «Consecuencias» de la serie Sibilare, es probable que lo encuentres inconcluso y lleno de misterios que se responden en el transcurso de la historia. Te recomiendo visitar mi Wattpad, allí encontrarás las entradas en orden, también puedes ir directamente a este capítulo aquí, o continuar leyendo bajo tu propia responsabilidad.


Era demasiado tarde cuando Dana finalmente despertó, ella dejó de pensar en los pequeños problemas de su vida. De alguna forma, el robo le dio la seguridad que necesitaba para abandonar el pasado, finalmente pudo ver a sus poderes desde una perspectiva positiva, ahora eran su principal herramienta para alcanzar lo que se proponga.

Ella se encontraba en la recámara del departamento de un desconocido, rodeada por figuras de muñecos de acción, pero estaba sola en la cama. Por alguna razón, la respuesta más lógica era salir lo antes posible del lugar. Así que Dana alcanzó sus interiores, luego encontró la diminuta pupera negra de mangas largas, los pantalones negros de cadera, sus tacones bajos de cuero negro en punta, y su cartera con el viejo libro—Sibilare—para salir.

Desde luego, su compañero de noche estaba demasiado lejos para regresar a tiempo, así que ella pudo dejar todo en su lugar antes de salir. Un simple conjuro, pero importante detalle en muestra de agradecimiento. En otras circunstancias, quizá, por ahora Dana debía organizar su vida antes que conseguir una pareja.

Claro que todo parece estar funcionando mejor de lo que esperaba. Es improbable que los hombres a los que asaltó la encuentren, peor aún que sean capaces de vencerla. Dana estaba desarrollando poderes difíciles de entender para simples mortales, ellos no tenían posibilidad de detenerla.

Luego de tomar el metro y caminar algunas cuadras hasta llegar al conjunto de edificio en el que vivía, ella sintió algo extraño, no lo suficiente para que cambie su destino, pero era diferente a lo que acostumbraba.

No es nada, se dijo a sí mismo. Estos poderes me están haciendo ver cosas, será mejor no usarlos con tanta frecuencia. Ella se acercó al edificio en el que se encuentra su departamento, solo que la sensación que presintió se volvió más real, así que decidió esperar afuera. Sin embargo, su estómago empezaba a rugir por el hambre matutina, así que ella cambió su rumbo para encontrar un desayuno.

Al regresar, después de comer algo, todo seguía igual, tal y como lo dejó, incluso la extraña sensación. Algo parecía estar fuera de lugar, ella no estaba segura pero decidió confiar en sus instintos. Así que, Dana sacó el libro de conjuros de su bolso, y empezó a buscar algo que le ayude a descifrar lo que estaba sucediendo. Era obvio, debía enviar algo para que espíe por ella.

Dana caminó junto a un estanque cerca para tomar algo de fango, en realidad, solo tuvo que realizar el conjuro para que una pequeña criatura, un pequeño humanoide salga caminando del agua. La figura saltaba de un lado al otro debido a su carencia de rodillas, leyendo las páginas de su libro ella fue capaz de mejor la estructura de la criatura. Y finalmente, luego de leer las últimas líneas, fue capaz de ver a través de los ojos del golem.

Estoy paranoica, ella pensó, mientras miraba por los ojos de la criatura caminando el interior de su edificio. Dana decidió tomar las escaleras para no llamar la atención, después de todo, el pequeño humanoide sería suficiente para crear un escándalo. Aunque ella sabía que romper el conjuro dejaría únicamente una mancha en el piso.

Cuando lo vio por primera vez, un hombre joven de rostro apuesto, con el cabello negro peinado hacia un costado. ¿Acaso está usando delineador? pensó Dana. Aunque, su traje era incluso más sorprendente, el usaba una chaqueta de cuero larga, esta tenía una división bajo la cintura dejando una forma triangular invertida por la cual se podía ver la falda negra larga que cubre los pies del monje, en el cuello traía un collar con dos cruces plateadas. Parecía un sacerdote de estilo medieval moderno.

Damián se percató de la presencia del golem, y levantó la copia de las sagradas escrituras que llevaba en la mano derecha. Dana perdió control de su conjuro y sintió a la mirada regresar a su cuerpo, ya no podía ver lo que sucedía alrededor de su humanoide. Ella decidió que él era la razón para sus temores, así que tomó sus cosas para marcharse.

Cuando un humo negro apareció a pocos pasos de ella, y enseguida desapareció dejando atrás al extraño individuo. Dana se quedó congelada en el tiempo, sin saber lo que estaba sucediendo.

Damián levantó al rosario negro en su mano izquierda. “Padre, bendice mis acciones,” él dijo, y llevó su brazo hacia adelante.

Una fuerza increíble se estrelló contra el pecho de Dana, obligándola a caer de espaldas contra el piso, y golpear su cabeza. Ella veía una profunda obscuridad, pero se sorprendió al escuchar antorchas agitadas sobre ella, incluso el calor del fuego era parecido. Finalmente, recuperó la vista y notó que su dragón de luz luchaba contra las llamas negras que salían de las manos del desconocido. ¿Pero, de quién se trata y por qué me está atacando?

Sin tiempo para reflexionar ella se levantó, inmediatamente notó que su cartera estaba en el piso, y su libro… Dana saltó hacia la cartera y encontró que el libro permanecía intacto, ella giró para ver al pequeño dragón de luz defenderla de los ataques, y se sintió inservible.

Abriendo el libro, ella empezó a realizar un conjuro. Esta vez, una esfera azul empezó a crecer, hasta que la cubrió por completo. Debe haber una forma de huir de aquí, ella pensó, pasando con prisa las páginas del libro en su mano.

“Padre, dame la fuerza para hacer que tu voz sea aceptada por los no creyentes,” dijo Damián, instantáneamente las sagradas escrituras cayeron de su mano, quedando colgadas por una correa. En su lugar, él sostenía un mazo de metal negro con sus dos manos, y con un golpe fue capaz de destruir el campo de protección alrededor de Dana, y osciló el arma en dirección de la pequeña mujer de curvas sensuales.

Ella alcanzó a crear un escudo de hielo para disminuir la fuerza del golpe, y saltó para un costado evitando el impacto.

“No tienes escapatoria, bruja,” dijo Damián, levantando sus dos manos. Tentáculos negros empezaron a brotar del piso, y empezaron a enrollarse de los pies de la hechicera.

Dana estaba atrapada, sus pies sujetos, no había escapatoria. Recuerdos pasaron por su mente mientras veía al monje tomar las sagradas escrituras. Luces blancas brotaban del libro, él parecía estar leyendo pero sus palabras no la avanzaban. Dana estaba sola, perdida, sin saber lo que pasaría con ella.

Después, antes de que Damián termine de recibir la gracia del padre para terminar con la vida de la bruja, una motocicleta se acercó a gran velocidad y se estrelló de costado contra él. Un rayo de luz cayó del cielo protegiendo a Damián. De todas formas, el golpe lo hizo levantarse y caer a unos metros de distancia. Sin embargo, él cayó de pie y sin un rasguño.

“Vamos, apresúrate,” dijo el hombre en la motocicleta al levantar el visor de su casco.

Dana notó que los tentáculos habían desaparecido, y dudó por un instante, pero sin alternativas corrió a la motocicleta para huir del monje.

Damián los miró alejarse y sostuvo con fuerza al libro en su mano.

6 comentarios
Compartir

Sebastián Iturralde

Just a citizen of this beautiful planet, eternal lover of artistic creation and letters; with the certainty that the creative energy comes from nature.

6 comentarios

  • septiembre 11, 2019 at 10:59 am

    Las consecuencias de nuestros actos no son las únicas en ocurrir, también aquellas de puro pensamiento, pues influyen en nuestro día a día y forma de actuar indirectamente. Gran artículo 🙂

  • septiembre 11, 2019 at 11:41 am

    ¡Saludos!

  • septiembre 11, 2019 at 12:33 pm

    Me pareció muy bueno.

  • septiembre 12, 2019 at 4:42 am

    Buen relato, espero que haya uns segunda parte para conocer el desenlace de la historia.

  • septiembre 15, 2019 at 10:41 am

    Muy bueno, abrazote.

  • septiembre 17, 2019 at 10:36 am

    Te felicito por tu aporte

  • ¿Qué te tal te pareció?

    A %d blogueros les gusta esto: