Follow me

Viaje Bendito
septiembre 6, 2020|Relatos Cortos

Viaje Bendito

Viaje Bendito

El caballero alcanzó a protegerse del ataque que lo sorprendió al entrar en la habitación. El choque de su espada contra las garras de la criatura casi lo obligan a perder su empuñadura, pero Aslan no estaba dispuesto a perder. Había una fuerza en su interior que lo ayudaba a continuar, pese al cansancio, más allá del dolor que podía sentir. Después de todo, su misión no era personal.

Así que se levantó, empuñando a su espada—Resplandor—listo para continuar con la batalla. A pocos pasos se encontraba uno de los Cerka, los oponentes más aterradores con los que se había enfrentado. El cuerpo de la criatura había perdido las tradicionales características humanas, se parecía más a un oso sobrealimentado. El híbrido entre un humano y un lobo volvió a atacar.

Esta vez le fue imposible esquivar las garras de la criatura, Aslan sintió a su armadura romperse como mantequilla con un cuchillo caliente. ¿De qué están hechas sus garras?

Aslan no podría continuar peleando por mucho tiempo—con su respiración agitada—la energía desperdiciada para llegar a este lugar. Un gran comedor lo separaba de la criatura, platos y cubiertos esparcidos por el piso. Un gran banquete interrumpido. Las altas paredes del cuarto tenían ventanas a dos costados, luz de colores atravesaba los mosaicos de cristal.

De repente, la puerta que permanecía cerrada al otro costado de la habitación fue abierta. Aslan giró para observar, y para su sorpresa vio a otro Cerka—con garras de metal—entrar en la habitación. ¿Otro más?

No había salida. Aslan estaba solo y no tenía idea de lo que podría encontrar al continuar al siguiente cuarto. “Luz protégeme,” dijo y su aura brillante se iluminó. Aslan tomó su gran espada, Resplandor, con dos manos—cerrando los ojos para recibir la bendición. Al abrirlos, sus ojos brillaban casi tanto como la hoja de su arma.

Las criaturas se detuvieron para cubrir sus ojos—la luz hizo que se iluminara todo el cuarto. Pero, cuando su intensidad disminuyó, las criaturas volvieron al ataque.

Aslan se colocó en posición de defensa, mirando a las criaturas acercarse por distintos lugares—calculando cuál será la primera en llegar. Te tengo. Su espada dejó una línea de luz tras el ataque, con un movimiento preciso la estrelló contra su contrincante. La criatura intentó contraer su piel para evitar el corte, pero fue imposible.

El otro Cerka se detuvo al ver a su compañero caer en dos lugares diferentes—retorciéndose antes de quedar inmóvil. Y giró para huir.

No lo harás, pensó Aslan, tomando el libro que cuelga de una cadena a su costado. Luego apuntó a la criatura con su espada y un rayo de luz se estrelló con ella—enviándola con fuerza a través de uno de los inmensos ventanales.

Aslan se detuvo para ver la gran caída desde el filo de la ventana destrozada. Luego giró hacia la puerta por la que salió la segunda criatura y continuó su búsqueda.

“Aslan,” dijo Sharai—la hechicera de vestido azul largo. “Tenemos que salvar a la princesa.”

Aslan asintió con la cabeza, colocando su gran espada sobre el hombro. “¿Dónde están los demás?”

“No los he visto.”

Están bien, los puedo sentir. “Sígueme,” dijo Aslan. “Tenemos trabajo que hacer.”

Los dos corrieron hacia la puerta del siguiente cuarto.

 

3 comentarios
Compartir

Sebastián Iturralde

Un ciudadano más de este bello planeta, eterno amante de la creación artística y las letras; con la certeza de que la energía creativa proviene de la Pachamama.

3 comentarios

  • septiembre 7, 2020 at 8:31 am

    ¡Bien por el relato! Sin embargo la experiencia de lector con tanta publicidad cortando la lectura es horrible y rompe totalmente el ritmo, lo cual en un relato de acción como éste resulta un despropósito… Me voy a la puerta del siguiente cuarto, a espiar a Aslan.

    • septiembre 7, 2020 at 10:43 am

      Gracias por tus sugerencias—cambiaré los ajustes para que sea menos invasiva la publicidad. También espero volver a verlo pronto.

  • elcieloyelinfierno
    septiembre 13, 2020 at 11:28 am

    Brillante narrativa! Como siempre…que excelencia demuestras en tus relatos! Un cordial saludo.

  • ¿Qué te tal te pareció?

    Mensaje del Autor
    Agradezco que después de tantos relatos sigas volviendo a este sitio. Aquí, los dos podemos recorrer experiencias de vida a través de mi pluma.
    English Version
    • English
    Publica tu relato
    A %d blogueros les gusta esto: