Relatos Cortos

Dormir… morir

Dicen que dormir es morir un poco, pero cuando no lo haces, entonces sí es similar.

Acostarte y comenzar a dar vueltas en la cama, sin conseguir conciliar el sueño; cambiar de posición mil veces… si pusieran una cámara en el techo sobre mi cama, sería como una broma tonta. Ver a una persona dando vueltas de un lado para otro. Hacia arriba, hacia abajo, hacia un lado, hacia el otro lado. Con más ropa, destapándome….

¿Te ha pasado a ti?

Es una sensación incómoda. Escuchas a la persona de al lado roncar. Mientras, tú estás pensando en mil cosas y en nada a la vez. Intentas meditar, intentas no pensar, pero tu mente te juega una mala pasada, impidiéndote descansar.

Así a diario…

Así, durante más de dos meses.

Las pastillas son inútiles. Mis pensamientos circulan obsesivamente. El ruido de los ronquidos acaba por desquiciarme.
He pensado que podría hacer algo más radical. Hace dos noches, decidí comenzar por acallar los ronquidos. El problema fue cuando el enfermero de noche me descubrió con la almohada sobre mi compañero de habitación.

Así que ahora estoy en una celda aislada, ¡y puedo dormir! ¡por fin! La celda está completamente aislada, recubierta de colchones. Y para evitar que me autolesione, han decidido que estaré mejor con las cinchas puestas. Así que ahora sólo miro la luz del día a través de la ventana. Las estrellas se suceden con las nubes, el sol o la lluvia.

Eso me distrae…

Me distrae hasta tal punto que duermo profundamente.

Por fin…

Acerca del autor

Anne Aband

Hola, y gracias por estar aquí, leyendo este texto. Quería sincerarme contigo. No me llamo Anne. Es solo un nombre para publicar mis novelas románticas. Sin embargo lo que te voy a contar ahora sí que es cierto. No recuerdo el día del año que comencé a escribir. Supongo que fue también cuando comencé a dibujar. Amo hacer las dos cosas. Desde muy pequeña comencé a escribir diarios, cuentos, luego lo dejé un poco aparcado,para ir a la universidad. Y después, estudiar, trabajar, casarme, niños…imagínate. Lo que si que desarrollé un “talento” para inventar cuentos para mis chicos, mis sobrinas y los amigos. Me convertí en una “cuentista” 😉 Ahora es cuando me he decidido a publicar alguno de mis libros. Como más cómodo lo siento, en formato ebook y en Amazon, o en otras plataformas. Además tengo otro trabajo que me ocupa mi día, pero intento encontrar el hueco para dibujar, pintar o escribir.. He sido siempre una lectora compulsiva, de todo tipo de novelas, ensayos, poesía… pero sabes, me he dado cuenta de que lo que quería era que cuando alguien leyese algo mío, se sintiese feliz. Como yo me siento cuando leo una novela romántica. Me gustan los finales felices. Y a pesar de realizar varios cursos de escritura, y corregir unos cuantos libros de otros autores, más de 40 creo que llevo, más los míos, de varias temáticas, siempre estoy aprendiendo y formándome con los mejores, y por supuesto, sigo devorando libros… Si deseas contactar conmigo para lo que sea, estaré encantada de contestarte. Mi correo es anneaband@gmail.com Y muchas gracias por seguir conmigo!

Deja un comentario